Fútbol internacional

¿Es escasa la rotación de Guardiola en el Manchester City?

La temporada no ha comenzado de la mejor forma posible para el Manchester City, que cayó en la Community Shield ante el Arsenal en los penaltis. Acarició el que hubiera sido su cuarto título del año. Hasta que Leandro Trossard forzó la tanda en el minuto 101 del descuento, para negarle el sextete a los dirigidos por Pep Guardiola, que no podrá emular lo que consiguió en el Barcelona de 2009. Habrá quienes lo consideren un accidente, pero también otros más críticos, con motivos para argumentar que la plantilla es cada vez más limitada.

😬 Los daños colaterales de la Champions

Dentro de que la 2022/2023 fue un éxito rotundo para el Manchester City, que levantó el triplete (Champions, Premier League y FA Cup), se vislumbraba también una noticia preocupante en el Etihad. Noticia, en plena concepción de la palabra, porque Guardiola terminó por definir su once en exceso. Rara vez sorprendió en la primavera del 23′ en lo que a titulares se refiere. Por no hablar de lo tarde que hacía los cambios, si es que los llegaba a efectuar. En la ida contra Leipzig y Real Madrid, no llegó a hacer ni uno. Los resultados respaldan que fue una decisión acertada a corto plazo, se consiguieron los objetivos. Sin embargo, con vista al curso siguiente, podía suponer un problema para que varios pesos pesados quisieran continuar, tras considerarse prescindibles.

Meritocracia y Guardiola son dos palabras muy fáciles de introducir en la misma frase, ahora que están tan de moda estas prácticas para los locutores y raperos. Sin ir más lejos, pocos, por no decir casi nadie, vieron venir que Nathan Aké, Manuel Akanji y John Stones fuesen a llegar como indiscutibles a una final de Champions. Para lo bueno y para lo malo, la temporada 2022/2023 construyó un equipo reconocible y definido alrededor de los futbolistas que se ganaron su confianza; con ‘plan B’, incluso. El problema ahora reside, más bien, en la distinción entre ‘unidad A’ y ‘B’, sin que esto sea algo definitivo conociendo al de Santpedor.

Benjamin Mendy Manchester City

Benjamin Mendy (Lorient) y Yangel Herrera (Girona) son otras dos bajas en la plantilla del Manchester City este verano, aunque ninguno de los dos contó recientemente para Pep Guardiola.

Esto ha sido el desencadenante de que Riyad Mahrez abandonase el Manchester City, rumbo al Al-Ahli saudí. O de que João Cancelo sea el primero en la rampa de salida. Y, Kyle Walker, el segundo. Diferente es el caso de İlkay Gündoğan, que decidió no renovar su contrato, al considerar que ya había cumplido su ciclo antes de unirse al proyecto del Barcelona. Algo que podría replicar Bernardo Silva, aunque en este caso sería con la necesidad de pagar un traspaso que dificulta enormemente la operación. De perder al luso, la plantilla de Guardiola quedaría muy tocada, por calidad y cantidad, ya que el ex del Monaco se ha convertido en un comodín táctico sin igual.

La última locura de Guardiola: Bernardo Silva, de atacante a lateral

🥵 Precedentes peligrosos

La carga de calendario es otro condicionante cada vez más a tener en cuenta. Y, si no, que le pregunten a Liverpool y Real Madrid, finalistas de la Champions de 2022 y los dos equipos que más cantidad de partidos venían de jugar hace un año. Con la tensión competitiva que supone hacerlo hasta las últimas instancias de cada competición. ¿El resultado? Un desgaste anímico y físico que les pasó factura a ambos en el día a día liguero. Sin ir más lejos, el Liverpool se quedó fuera del top 4 por primera vez desde 2016, al comienzo de la ‘era Klopp’. Y el Real Madrid abandonó la carrera por la liga demasiado pronto.

La veteranía de algunos jugadores y, sobre todo, la posible falta de hambre, pueden jugarle una mala pasada a Guardiola, que ya advirtió sobre la peligrosidad de este factor a mitad de la pasada campaña. La excesiva acumulación de minutos de una plantilla algo corta para afrontar seis competiciones puede saturar a algunas piezas.

🤔 ¿Qué le falta al Manchester City?

Aún es pronto para dar un veredicto definitivo, pero parece evidente que ha perdido y perderá variantes este verano. Principalmente, con la marcha de Gündoğan, un centrocampista valido para llevar el ritmo de los partidos, para actuar en la base de la jugada, para hacerlo como jugador de ida y vuelta, o por delante de la línea del balón, en la tercera altura. Mateo Kovačić, dentro de sus enormes condiciones, no está testado en una pizarra como la de Guardiola, si no que más bien está acostumbrado a jugar un fútbol muy diferente. Y no es ni un especialista en la base de la jugada, ni un mediapunta como el que representó el turco-alemán. Por no hablar de su facilidad para producir cifras Pierde un pilar fundamental sin un sustituto parecido. Eso, sin pensar en qué pasaría si se lesionase Rodri, tras una temporada aciaga para Kalvin Phillips.

Mateo Kovacic, el último proyecto de Guardiola en el Manchester City

Mismo caso que en la demarcación de los laterales, que han dejado de ser aleros convencionales que pudieran subir la banda y ensanchar el campo. Ahora son centrales reconvertidos, para jugar con las asimetrías y el líbero o laterior, como sucede con Stones, Akanji o Aké. La imprevisibilidad de un Cancelo capaz de crear, combinar y desbordar por ambos perfiles no la tiene en plantilla. Si Walker también abandona la entidad, todo parece indicar que Pep se quedará sin laterales de formación, más allá del poco experimentado Rico Lewis. Algo que choca con la existencia de extremos (Grealish, Bernardo o Cole Palmer) especializados en amenazar con la diagonal hacia dentro, pero sin el cambio de ritmo y la fantasía necesarios para agitar partidos en situaciones de uno contra uno.

¿Qué hace de Gvardiol el central con más proyección en el mundo?

⏱️ ¿Quiénes ganarán más minutos?

Parece que el hueco de Gündoğan lo llenarán entre Kovačić, Phil Foden (como extremo que desplace a Bernardo Silva al interior) o Julián Álvarez. Aparentemente, el atacante argentino criado en River Plate jugará más por detrás de Erling Haaland que en lugar del noruego.

Phil Foden, Pep Guardiola y un romance en crisis

En menor medida, Sergio Gómez y Cole Palmer son otras dos fichas que podrían incrementar su importancia tras su buen Europeo sub-21. El español, más polivalente (lateral izquierdo, interior o volante de banda) que Cole Palmer, cuyos atributos le sitúan como un potencial recambio de Mahrez. La calidad en el golpeo con su zurda, si actúa a pierna cambiada, no dista mucho de la del argelino. Otra cuestión es la comprensión del juego y determinación en momentos de la verdad. Parece demasiado pronto como para exigirle eso.

Ir al contenido