Fútbol internacional

¿Tiene Salzburgo la mejor cantera de Europa?

Detrás de todo crecimiento hay una explicación. Y que el Salzburgo haya pasado en poco más de una década de ser un equipo semidesconocido de Austria a uno de los más exitosos en categoría juvenil con el sucesivo traslado al primer equipo—, se contextualiza al revisar su trabajo de captación y en las categorías inferiores. De ahí que tantos talentos emigren después a los hegemónicos de Europa. Especialmente, al RB Leipzig, la matriz del conglomerado Red Bull.

RB Leipzig: así es el modelo deportivo y económico tras el éxito

🔝 En el top de mejores canteras

El fútbol base del Salzburgo facilita mucho las cosas al primer equipo, de carácter claramente vendedor y, por ende, obligado a reinventarse año tras año. Su red de captación de talento es fascinante, solo que, a diferencia de otros proyectos como el del Leipzig, su hermano mayor, los austriacos tienen la costumbre de firmar futbolistas sin cocinar: muy jóvenes y moldeables para su particular modelo de juego físico, vertical y de ritmo abrasivo. Un estilo que impera en Europa central.

Si tomamos como referencia la última década (de 2013 a 2023), el Salzburgo es el tercer equipo del mundo con un mayor balance económico en fichajes: solo Benfica y Ajax han generado más diferencias entre ingresos y gastos. En el aspecto financiero se puede apreciar que pocos clubes en Europa generan tantas plusvalías como ellos, y eso que el principal destino para los jugadores del Salzburgo es el propio RB Leipzig, lo que provoca que el valor de venta no sea desorbitado. En muchos casos, inferior al precio potencial que podrían sacar por sus figuras, ya que se trata de un club lo suficientemente saneado como para no tener la necesidad de desprenderse tan a la ligera de sus mejores piezas.

Las generaciones y equipos más talentosos de la Youth League

En lo deportivo también es un plantel ejemplar, lo económico no debe eclipsar sus logros. Se han hecho con la hegemonía del país y suman diez ligas consecutivas. Y 14 de las últimas 17. Década impecable dentro de sus fronteras nacionales, que le llevó también a unos octavos de final de Champions en la 2021/2022. Eso, por no hablar de que en categorías inferiores son uno de los clubes más temibles del Viejo Continente. Campeones de la Youth League 2016/2017, con Marco Rose como técnico y Haidara o Schlager sobre el campo (todos ellos actualmente en Leipzig) y finalistas también en la penúltima edición disputada. Solo Chelsea y Benfica, con cuatro finales, superan las últimas instancias que ha llegado a pisar el Salzburgo.

🕵️ Las particularidades de su red de scouting

Para detectar cuál es la fórmula del éxito del Salzburgo, charlamos con Antonio Aragoneses, fiel seguidor del fútbol austriaco y scout profesional que trabajó en clubes como el Real Betis: «Uno de los secretos de la captación de talento del Salzburgo está en firmar jugadores jóvenes con la certeza de que van a jugar, sea en el primer equipo, en el juvenil o en el Liefering, que es un filial que tienen en segunda división. No les importa que tarden en llegar uno o dos años, porque como los modelos son tan similares, saben que después su adaptación será muy natural«.

«Es algo que, por ejemplo, René Marić (mano derecha de Marco Rose, el actual estratega del Leipzig), recalca mucho. Está todo tan interconectado que, cuando el primer equipo cambia de dibujo, lo lógico es que el resto también lo haga. En la Bundesliga austriaca, incluso, muchos replican su actual 1-4-4-2 en rombo», explica Aragoneses.

Otra de las claves para Antonio reside en crear una imagen de equipo ideal para que los jugadores crezcan. El hecho de generar esa confianza les facilita las cosas para fichar a proyectos de jugadores interesantes: «Muchos quieren ir porque saben que se van a revalorizar. Además, controlan muchos países: desde Ghana o Senegal, entre otros africanos, hasta las perlas que destacan en zonas europeas, como Maurits Kjaergaard (Dinamarca), Luka Sučić (Croacia), Benjamin Šeško (Eslovenia) o, sin ir más lejos, Peter Pokorný (Eslovaquia), que fichó por la Real Sociedad en 2021, procedente del Salzburgo».

Benjamin Šeško, el último descubrimiento del Salzburgo

«Llama la atención también cómo establecen modelos de jugador que buscan calcar cuando uno les funciona. Después de Haaland, por ejemplo, han fichado muchos delanteros de ese corte, como el propio Benjamin Šeško, Roko Šimić, que está ahora en la primera plantilla, o Alexander Murillo, un español con el mismo molde que está en sus inferiores. Y lo complementan bien con otros perfiles rápidos para atacar el espacio, desde Sadio Mané en su día hasta Sekou Koita o Karim Konaté ahora, pasando por Karim AdeyemiPatson Daka», comenta Antonio.

Aragoneses también apunta algunos nombres a seguir en la cantera: Nicolò Turco, delantero italiano procedente de la Juventus; Adam Daghim, extremo recién llegado del Aarhus danés; el mediocentro angoleño Elione Fernandes Neto; y Leandro Morgalla, zaguero alemán que lleva años en el club.

🤤 ¿Cómo sería el Salzburgo sin necesidad de vender?

Pensar en lo que podía haber sido el Salzburgo en un mundo sin apenas traspasos, como antes de la Ley Bosman, sería jugar al fútbol ficción, pero también un ejercicio que situaría a los austriacos como una superpotencia europea. Erling-Braut Haaland, Sadio Mané, Dayot Upamecano, Marcel Sabitzer, Konrad Laimer, Xaver Schlager, Dominik Szoboszlai, Karim Adeyemi… son algunos los nombres de futbolistas de élite que dieron sus primeros pasos en el gigante austriaco.

Salzburgo

Benjamin Šeško, Hwang Hee-chan, Patson Daka, Noah Okafor, Brenden Aaronson, Naby Keita, Mohamed Camara, Amadou Haidara, Enock Mwepu, Kevin Kampl o Diadié Samassékou son otros ilustres que pasaron por el Salzburgo.

La columna vertebral de la selección austriaca, de hecho, está compuesta por estos mismos. Y, para cerrar el círculo, Ralf Rangnick es el seleccionador que confía ahora en esos talentos a los que él mismo captó en su día, cuando fue director deportivo de la franquicia Red Bull. Principalmente, enfocado en la planificación de Leipzig y de este Salzburgo tan futurista, que ya recoge frutos.

Ir al contenido