Gyokeres.
Fútbol internacional

Ni Haaland, ni Højlund: Viktor Gyökeres es el delantero escandinavo del momento

Si en pleno mes de julio nos hubieran leído este titular, habríamos pensado que el autor de esta frase sufriría un golpe de calor. Erling-Braut Haaland venía de marcar 36 goles en 35 partidos de la Premier League, en la temporada de su desembarco en Inglaterra. Y, por si fuera poca pedrada pensar que Gyökeres eclipsaría a Haaland, el Manchester United decidió trazar en verano una apuesta similar a la de sus vecinos y desembolsó 74 millones de euros por Rasmus Højlund, delantero danés de la Atalanta. Meses después, los nórdicos mancunianos han pasado bastante de puntillas por la 2023/2024, mientras que el sueco ha explotado de forma repentina.

El Manchester United quiere transformar a Højlund en su propio Halaand

🥶 Haaland y Højlund han bajado el nivel

Quien dice que Haaland ha pasado de puntillas por la Premier League, dice que es el máximo goleador (14) de la competición, realmente, aunque con peor ratio y sensaciones que el curso pasado. Para ser Haaland, es un inicio discreto. Con una lesión que le ha apartado en el último mes de competición, además. Esta vez ya no supera el promedio de un gol por partido, aunque tampoco sería conveniente hablar de una mala temporada del atacante del Manchester City. A diferencia del delantero del Manchester United, que sí ha decepcionado a varios hinchas y que anotó su primer tanto en Premier League el día del Boxing Day, más allá de haber marcado cinco dianas en Champions.

Viktor Gyokeres Sporting CP

Viktor Gyokeres ha explotado en el Sporting CP tras siete años de inestabilidad en el Brommapojkarna, Brighton, Swansea City, St. Pauli y Coventry City.

Que el delantero escandinavo del momento sea Viktor Gyökeres no es tanto demérito del resto, sino consecuencia de la explosión tardía del ‘9’ del Sporting CP, que claramente atraviesa en mejor momento de su carrera deportiva. Suyos son el 50% de los goles del Sporting CP esta temporada. 17 en total, incluidos los que ha marcado en Europa League y en las dos copas nacionales, para liderar al equipo que acaba de ficharle. Los 20 millones de euros pagados por un delantero de 25 años sin demasiado bagaje internacional y con varias idas y venidas en las segundas divisiones de Suecia, Alemania e Inglaterra no auguraban que fuese uno de los fichajes del verano, pero nada más lejos de la realidad. Lo es, con todas las letras.

🥵 Gyökeres: amenaza en diferentes escenarios

Viktor Gyökeres venía de marcar 38 goles en 94 encuentros con el Coventry City, de la segunda división inglesa; muy competitiva, pese a no pertenecer a la máxima categoría del país. Si bien no era una certeza, el repunte en su carrera era evidente. Lo que falta por comprobar ahora es si estamos solo ante una buena racha o si el delantero que ya se ha convertido en un intocable en la absoluta de Suecia, necesitada de un recambio generacional de manera urgente, ha llegado para quedarse. Y, por sus cualidades y la determinación que muestra, parece más bien lo segundo.

El escenario ideal para sacar su versión más demoledora es aquel en el que tenga espacio para atacar a campo abierto, uno que predomina en el Sporting CP de Rúben Amorim siempre que no vaya por detrás en el marcador. Potente en carrera, fuerte en el cuerpeo, con una facilidad para armar el golpeo superior a la media y recursos técnicos, con ambas piernas, que le convierten en un killer impredecible y autosuficiente. Móvil y batallador de juego directo como referencia, además, altruista en un plantel que, a cambio, cuenta con buenos lanzadores como son Pedro Gonçalves, Morita o Marcus Edwards.

Sin embargo, con esta carta de presentación, lo lógico es pensar que también se puede adaptar a equipos no tan propensos a las transiciones, como un ‘9’ de área para finalizar jugadas. Sería reducir su potencial, como sucede con el propio Erling Haaland, eso sí. O, como mínimo, cercar a un delantero más de lo que demandan sus principales atributos. Sea como fuere, no parece que el cuadro lisboeta le vaya a dejar salir así como así. «Sólo se irá si alguien paga la cláusula de rescisión en enero (de 100 millones de euros); de lo contrario, se quedará», es la versión de Amorim, el técnico que ha sacado lo mejor de uno de los delanteros de moda en el panorama futbolístico mundial.

Ir al contenido