Centrocampistas
Fútbol

La importancia de los centrocampistas defensivos: una posición que cotiza al alza

El fútbol es un deporte en constante evolución. Aunque el objetivo es el mismo, los equipos intentan dañar de diferentes maneras a los rivales para obtener el triunfo. Modifican sistemas, posiciones de jugadores, marcajes, presiones, estrategias de juego… Y ahora se podría decir que estamos delante de un deporte altamente táctico y en el que el físico va sumando importancia. Eso está beneficiando al crecimiento de una figura sobre el campo: los centrocampistas defensivos.

Conocidos coloquialmente como stoppers en el argot futbolístico, estos futbolistas en la élite se están convirtiendo en piezas híbridas. Tienen la tarea de ser tanto el metrónomo de su equipo cuando tienen la posesión como el principal destructor defensivo sin ella. Anteriormente, esas tareas se podían dividir entre dos jugadores, pero hoy en día la mayoría de grandes equipos utilizan solo a un jugador ancla para poder liberar a sus compañeros. Eso ha hecho que la posición de ‘6’ polivalente sea cada vez más buscada y, como consecuencia, con un precio más elevado en el mercado.

😜 Un puesto que ha movido mucho dinero en el mercado

La posición de centrocampista defensivo está en alza en estos momentos. Sobre todo en la Premier League inglesa, que ha sido la competición que más desembolso ha tenido en el mercado. Desde 2023, las transferencias de futbolistas en estas posiciones han llevado los nombres de Enzo Fernández al Chelsea (122 millones de euros), Declan Rice al Arsenal (115), Moisés Caicedo al Chelsea (133), Manuel Ugarte al PSG (60) o Ibrahim Sangaré al Nottingham Forest (35).

Incluso se podrían añadir nombres como los de Roméo Lavia para el Chelsea (62) o la operación que hizo el Barça con la incorporación de Oriol Romeu del Girona para suplir la baja importante de Sergio Busquets por 5 millones. Es más, la vuelta del canterano ha sido el único gran gasto que ha asumido el club catalán en el mercado. Situación que habla de la complejidad de esta posición. Otros futbolistas como Mateo Kovacic (30 millones), Alexis Mac Allister (42 millones) o Matheus Nunes (62) también pueden ocupar ese puesto.

Mirando el desembolso de los grandes clubes europeos, Real Madrid, Chelsea, Arsenal, Manchester City, Tottenham y Newcastle han gastado más dinero en reforzar su centro del campo que otras posiciones como la portería, la defensa o el ataque. Precisamente, Madrid y Manchester United protagonizaron el curso pasado el traspaso de Casemiro por 72 millones de euros. Por su parte, el club blanco no dudó en incorporar a Tchouaméni por 80 kilos.

Es una posición de moda y en la que los clubes no miran demasiado su economía para reforzarse.

😍 ¿Por qué es una figura tan trascendental?

Fundamentalmente, es una posición diferente por su polivalencia. Un '6' moderno es capaz de recibir el balón bajo presión, y muchas veces de espalda, y sacar la jugada adelante con una toma de decisión acertada. Esta situación conlleva mucho riesgo, ya que, tras los centrales, suele ser el primer futbolista que toca el esférico para iniciar el ataque. Eso quiere decir que perder un balón en esa zona del campo es muy arriesgado para el equipo.

De aquí nace el concepto metrónomo, puesto que es un futbolista capaz de llevar el tempo del partido y de que su equipo juegue al ritmo que quiera imprimir. Eso con balón, pero sin la pelota, el centrocampista defensivo, como su nombre indica, también es un jugador capaz de recuperar y destruir el juego del rival. Suele ser un futbolista con dotes de intercepción y fuerte en las luchas cuerpo a cuerpo y aéreas. Además, tácticamente debe ser muy inteligente para predecir por dónde irá la jugada y para abarcar el máximo de terreno posible.

😁 Busquets y Rodri, los máximos exponentes de esta posición

El español Rodri Hernández se ha destapado como el modelo a seguir de los centrocampistas defensivos. Hasta la última jornada, era el centrocampista que más acciones había generado para finalizar con remate para su equipo esta temporada. Mientras que el curso pasado, según Fbref, fue el segundo con más toques en la liga inglesa (3272), el que más pases dio en campo contrario (265), el tercero con más pases progresivos (260) y tuvo la tercera tasa más alta de victorias en duelos aéreos (68,6%).

En pocas palabras, Rodri sobresale con y sin pelota. Eso le convierte en uno de los jugadores más valiosos de la plantilla del City, que tiene otros talentos como Haaland, De Bruyne o Rúben Dias. Los expertos ya lo colocan en las quinielas para entrar en el top-5 de jugadores para luchar por el Balón de Oro y otros galardones individuales tras su triplete con el City y la Nations League con España.

Aunque uno de los primeros que destacó en ese sitio fue Sergio Busquets tras su aparición en el Barcelona en 2008. Ganó el puesto a jugadores como Keita o Yaya Touré para quedarse solo por detrás de los interiores como organizador y guardián del mejor Barça de la historia. En cambio, se combinó con Xabi Alonso para llevar a la Selección española a lo más alto.

Sergio Busquets y el adiós a la máxima expresión de una idea

Otros ejemplos actuales y con impacto en sus equipos son Bruno Guimarães (Newcastle), João Palhinha (Fulham), Marcelo Brozović (Al-Nassr), Pierre-Emile Højbjerg (Tottenham), Thomas Party (Arsenal), Kanté (Al-Ittihad), Fernando (Sevilla) o Zubimendi (Real Sociedad). Futbolistas que, seguramente, si ocuparan otra posición en el campo no tendrían el cartel tan goloso y caro como el que tienen.

Ir al contenido