Barça - Marc Guiu
Barcelona

La aparición de Marc Guiu rescata al Barça ante el Athletic

La Masia siempre ha sido una parte fundamental del Barça. Una pata importantísima para nutrir al primer equipo y que se hace más grande en una época de delgadez económica o de lesiones como la que tiene ahora el conjunto azulgrana. Esta temporada la primera plantilla está contando con Lamine Yamal, Fermín López y ahora se ha unido a la lista Marc Guiu. El joven futbolista se presentó al mundo en el duelo ante el Athletic marcando a los 34 segundos de saltar al terreno de juego. No puede haber mejor carta de presentación.

El canterano resolvió un partido para el equipo de Xavi que se había atascado ante las paradas de Unai Simón, el bloque medio y ordenado de los de Valverde y la velocidad arriba de los hermanos Williams, que se encontraron también con las intervenciones de Ter Stegen. No fue hasta la salida del joven ’38’ culé que se definió el encuentro. El Barça se llevó un triunfo forjado en La Masia y recibirá el próximo sábado al Real Madrid a un punto de distancia.

💫 Marc Guiu: debut y gol en su primera acción

El Barça se presentó al partido con las bajas de Pedri, Frenkie De Jong, Robert Lewandowski, Raphinha, Koundé y Sergi Roberto. Con tantas bajas, Xavi optó por incluir a Marc Guiu en la convocatoria. Ya estuvo en el banquillo ante el Granada, pero no llegó a debutar, pero contra el Athletic tuvo su oportunidad. Con 17 años y 291 días, el futbolista del juvenil, que lleva seis goles con su equipo, hizo su acto de presencia con los mayores.

Y su estreno no puedo ser mejor. Saltó al césped a los 78:41 minutos y se colocó por la izquierda. En el primer ataque del Barça tiró un desmarque a la espalda de los centrales vizcaínos, João Félix vio la intención del canterano y le dibujó un pase milimétrico para que batiera a Unai Simón con un disparo con su pierna derecha a los 79:15 minutos. Es decir, solo necesitó 34 segundos para anotar. Según MisterChip, es el jugador del Barcelona que menos tiempo ha necesitado para marcar un gol en su debut en toda la historia de La Liga.

 

Su ímpetu le llevó a ver una amarilla en una presión ante Unai Simón en la que su pie golpeó al del portero del Athletic. Xavi apostó por Marc y acertó. «Me gusta especialmente y, sobre todo, me sorprende porque no tiene miedo. Todos los jóvenes que han debutado conmigo me han transmitido con la mirada que están preparados. Quieren jugar», reconoció el técnico de Terrassa tras el encuentro.

😊 Partido de dos porteros gigantes

Para eso están los porteros, para evitar goles. Tanto Ter Stegen como Unai Simón llevaron esa idea a la máxima expresión. Los dos guardametas estuvieron soberbios, aunque el triunfador fue el alemán. El cancerbero del Barça quiere volver al nivel que le encumbró la temporada pasada. Ante el Athletic, Ter Stegen detuvo todo el peligro que generaron los hermanos Williams. Sobre todo estuvo acertado con un remate de Iñaki en el minuto 21. Ya estuvo excelente en Oporto en la sufrida victoria del equipo azulgrana en la Champions League, y ante los vizcaínos volvió a tener una actuación providencial, principalmente en la primera mitad, para sumar los tres puntos.

 

Por su parte, Unai Simón también bajó la persiana de su portería. Al menos, todo lo que pudo. Estuvo sensacional en el minuto 14 ante un disparo dentro del área de Fermín López, y dejó dos intervenciones consecutivas en el minuto 57 a disparos de João Félix y el mismo Fermín. Además, estuvo seguro en los disparos frontales y laterales que intentó el Barça. Pese a esto, no pudo hacer nada, aunque tocó el balón, en el tanto del triunfo de Marc Guiu. Unai está de dulce tanto en el Athletic como en la selección española.

😋 João Félix necesita libertad para sacar su magia

El Barça saltó ante el Athletic con un 1-4-3-3 en defensa, que se convertía en un 1-3-4-3 en ataque con João Félix y Fermín ocupando la posición de ‘9’. El canterano aparecía desde la segunda línea y se convertía en la referencia cuando el portugués caía a la banda izquierda. Por la derecha, Ferran Torres estuvo más fijo, aunque también se asomó a posiciones interiores. La superioridad de los catalanes en el centro del campo era evidente, pero el orden del Athletic desactivó la magia de los azulgranas durante gran parte del choque.

Sin embargo, hay un futbolista en el equipo de Xavi que no atiende a sistemas, organizaciones o estrategias: João Félix. Como referencia en ataque, el luso no se sintió cómodo. Por eso se buscó su espacio en el terreno de juego para poder hacer daño y terminó siendo protagonista. También ayudó la reestructuración del equipo tras el descanso con la entrada de Lamine por Oriol Romeu. La creatividad y la imaginación en la frontal del portugués es necesaria para un Barça con gran parte de sus estrellas lesionadas. El cedido por el Atlético recibió y filtró para asistir a Marc Guiu en el gol decisivo. Aparte de eso, dejó un clínic de controles, llegadas y pases clave para ser, una vez más, el mejor jugador del cuadro azulgrana. Que se prepare el Madrid.

Ir al contenido