Copa África y Asia.
Fútbol internacional

Los clubes más damnificados por la Copa Africana y la Copa Asiática

Como suele ocurrir por estas fechas cada dos años en el caso de la Copa Africana de Naciones (CAN) y cada cuatro en el de la Copa Asiática, los clubes contarán con un hándicap importante por estar obligados a ceder jugadores a sus respectivas selecciones fuera de las ventanas FIFA. Hay temporadas en las que el calendario se estructura de manera que haya un parón internacional extra para, al menos, reducir el mes de competición a la mitad, cosa que no sucederá esta vez por la saturación del calendario y la existencia de la Eurocopa y Copa América en verano.

Ambos torneos coinciden en los meses de junio y julio, mientras que sus competiciones continentales homónimas de Asia y África se disputarán del 12 de enero al 10 de febrero en el caso de la primera, y del 13 al 11 de esos mismos meses en el de la CAN.

🌍 El drama de la CAN pondrá a prueba al Leverkusen

Sin duda, este mes marcará un punto de inflexión en la Bundesliga, para bien o para mal en Leverkusen. Los de Xabi Alonso, que se marcharon líderes al parón navideño, retomarán la competición doméstica sin cinco jugadores, que acudirán a la llamada de sus combinados nacionales africanos. Sin ir más lejos, perderán a Victor Boniface (Nigeria), delantero revelación y máximo goleador del equipo de las aspirinas, además de a otros dos titulares en el eje de la zaga, como Odilon Kossounou (Costa de Marfil, anfitriona de la CAN) y Edmond Tapsoba (Burkina Faso), que pondrán en jaque el 1-3-4-2-1 del tolosarra.

Xabi Alonso desde Leverkusen, ¿la alternativa real al Bayern?

No es fácil encontrar los recambios. Atrás, por escasez, Piero Hincapié y Josip Stanišić (lateral reconvertido a central exterior) quedan como las únicas opciones para complementar a Jonathan Tah. Y, en el frente de ataque, por las constantes lesiones de Patrik Schick, el otro punta de la plantilla. Sin la alternativa, además, de Florian Wirtz como falso ‘9’, porque si no Xabi tendría un agujero en la mediapunta por la fuga añadida de Amine Adli (Marruecos) y de Nathan Tella (inglés nacionalizado nigeriano). La rotación también es complicada, otro dilema más ahora que el Bayer Leverkusen es el gran candidato a ganar la Pokal de las sorpresas; en la que llegados a la ronda de cuartos, solo quedan ellos, el Wolfsburg y el Stuttgart (su próximo rival) como representantes de la primera división alemana.

🧮 ¿Qué equipos pierden más jugadores?

Mamelodi Sundowns (12), Orlando Pirates (12), Al-Ahly (12) y Johor Darul Ta’zim (13) se ubican en la cima. Aunque, probablemente, sean ausencias más duraderas para el equipo de El Cairo que para los dos primeros y para el último, dado que a la selección de Egipto se la presupone en rondas más avanzadas que a Sudáfrica y Malasia.

Dentro de las ligas punteras de Europa, los más damnificados cuantitativamente son Nottingham Forest y Olympique Marsella, ambos con siete jugadores. El cuadro inglés perderá a Cheikhou Kouyaté y Moussa Niakhaté (Senegal), Ibrahim Sangaré, Willy Boly y Serge Aurier (Costa de Marfil), y Ola Aina y Taiwo Awoniyi (Nigeria). Casi nada. Este último, en realidad, está casi descartado para la CAN por lesión, aunque a efectos prácticos es una baja igual de dolorosa para un equipo que se agarra a que Chris Wood mantenga la puntería que mostró en el Boxing Day, con un hat-trick contra el Newcastle.

Copa Asiática CAN Celtic

El Celtic escocés, que cuenta con ocho asiáticos en plantilla, será el plantel europeo que más sufrirá los efectos de la Copa Asiática.

Por su parte, el ‘OM’ tendrá que sobrevivir a la cuesta de enero sin Ismaïla Sarr e Iliman Ndiaye (Senegal), Chancel Mbemba (República Democrática del Congo) y Amine Harit y Azzedine Ounahi (Marruecos). Mismo caso que el Niza, que se quedará sin Terem Moffi (Nigeria), Sofiane Diop (Marruecos), Jérémie Boga (Costa de Marfil) y Hicham Boudaoui y Youcef Atal (Argelia). O que el Monaco, sin Mohamed Camara (Mali), Wilfried Singo (Costa de Marfil), Mohammed Salisu (Ghana) y Krépin Diatta e Ismail Jakobs (Senegal). La Ligue 1 es la competición en la que más se debería notar el impacto de la CAN.

🇪🇸 Betis y Sevilla no ganan para disgustos

En la liga española, parecía que el colista sería el que más jugadores iba a perder. Un total de cuatro: Dion Lopy (Senegal) e Iddrisu Baba (Ghana), los más reseñables por haberse asentado como el doble pivote titular de Gaizka Garitano, además de Houboulang Mendes y Marciano Sanca, ambos internacionales por Guinea-Bisáu, que no cuentan con demasiada importancia en el cuadro andaluz. Sin embargo, la no presencia de Lopy en la lista definitiva de Aliou Cissé hace que los sureños respiren aliviados, si es que acaso es posible en la situación en la que están.

De la ilusión al desespero: el Almería completa el peor inicio del siglo

Cualitativamente, la baja de Takefusa Kubo será muy dolorosa para Imanol Alguacil. Más aún si cabe, porque Japón es el gran candidato a ganar la Copa Asiática y su jugador insignia regresará, si se cumple el pronóstico, a escasos días para que la Real Sociedad se enfrente en Champions League al PSG. En la otra cara de la moneda, Real Madrid, Barcelona y Osasuna no se resentirán, los tres carecen de presencia de internacionales africanos y asiáticos en sus filas.

El Betis es otro equipo que perderá a Chadi Riad y Ez Abde, ambos internacionales con Marruecos, la favorita para alzar la CAN 48 años después. El primer nombre, con menos cartel que el segundo, pero mucho más necesario para Pellegrini por cómo está confeccionada la plantilla, cogida con pinzas en el centro de la defensa y con overbooking en los extremos. La selección de Walid Regragui causará estragos pese a que, finalmente, no lastrará a Las Palmas por la no convocatoria de Munir El Haddadi, aunque el cuadro insular sí echará de menos a Saúl Coco (Guinea Ecuatorial).

Otros equipos perjudicados son el Sevilla, que perderá a su killer Youssef En-Nesyri; el Valencia, con Selim Amallah como protagonista; y el Alavés, que no podrá contar con Abdel Abqar, otro zaguero que dejará en cuadro a Luis García Plaza. Desde luego que, por ‘A’ o por ‘B’, en la liga española dibujar el eje de la zaga está siendo una odisea para varios conjuntos.

Ir al contenido