Barça - Xavi
Barcelona

El problema central de Xavi que puede determinar el clásico

El Barça afronta uno de los clásicos con más dudas de las últimas temporadas. Y no por los resultados, ya que el equipo azulgrana es tercero en la clasificación, invicto y a un punto del Madrid y del liderato de la liga. También en Champions League el equipo tiene pie y medio en los octavos de final tras su 9 de 9. Sin embargo, el equipo de Xavi está teniendo más dificultadas de las esperadas para marcar y, en consecuencia, para cerrar los partidos.

Tras el magnífico debut de los ‘Joãos‘, ha llegado un momento de inestabilidad en las sensaciones, motivado por las lesiones y acrecentado por las dudas en el juego del cuadro catalán. Aunque, seguramente, una cosa dependa de la otra. El Barcelona ha tenido las bajas de Koundé, Raphinha, Frenkie De Jong, Sergi Roberto, Lewandowski y Pedri en los últimos encuentros. Todos pueden llegar al clásico, salvo Sergi Roberto. Pero se tendrá que comprobar en qué condiciones. Aunque, sin duda, lo que más preocupa es el centro del campo, donde el equipo catalán ha perdido el control del que depende un amplio porcentaje de sus posibilidades de dominar los partidos.

😵‍💫 Pedri, un jugador más que importante para Xavi

No es la primera vez que Xavi pierde a Pedri por lesión y que tiene que afrontar un clásico sin el ‘8’, al menos de inicio. Es más, el curso pasado el canario se perdió tres de los cinco encuentros oficiales que el Barça disputó ante el Madrid. El balance no fue nada malo, con tres victorias y dos derrotas. Pero la aportación del centrocampista isleño no se puede medir solo en un partido concreto. Pedri es el ideólogo del conjunto culé. El generador y escapista de Xavi. Un futbolista capaz de dar velocidad al juego y de salir de casi cualquier situación de presión con una solvencia pasmosa.

¿Qué se esconde tras el ‘Caso Pedri’? Tratamiento y prevención de las caídas musculares

Su baja en las últimas fechas ha dejado un socavón en la plantilla. Un agujero difícil de sustituir y que los equipos contrarios aprovechan para hacer una presión más agresiva. Esto también provoca que Gündoğan y Gavi hayan tenido que retrasar su posición e ir a la base de la jugada para llevar la pelota a zonas ofensivas. En el caso del alemán, Xavi lo ha utilizado en algunas ocasiones en la posición de iniciador para relevar a Oriol Romeu, alejándole de las zonas habituales de interior, donde se desenvuelve con más soltura, y del balcón del área, donde con Guardiola en el Manchester City explotó como goleador.

Y aunque parezca lógico, tener a dos futbolistas como Gavi y Gündoğan más atrasados, hace que no estén disponibles para recibir el balón en zonas más dañinas. Sin especialistas interiores, el Barça tiene que jugar directo sobre la última línea, por fuera o desordenar la estructura y que jugadores abandonen sus puntos de partida, como los propios centrocampistas o Cancelo, para trasladar el balón hacia el campo rival. Solo la inspiración de João Félix, las subidas de João Cancelo o los fogonazos de Fermín o Ferran están desatascando al equipo en estas situaciones. Al fin de cuentas, no contar con la figura de Pedri está siendo negativo tanto en ataque, como en defensa para el Barça. Solo la irrupción de Fermín ha podido mitigar o esconder los problemas entre líneas del cuadro barcelonista.

Fermín López: la receta de la vitalidad del Barça de Xavi

🤯 Menos dominio y más correcalles

De las últimas cinco victorias azulgranas, sin contar con los empates ante Granada y Mallorca, todas han sido por la mínima. Es más, de esos cinco triunfos, tres han sido por 1-0 o 0-1. Resultados que recuerdan al unocerismo azulgrana del curso pasado y que, aunque sirvieron para ganar la liga, se fomentaron en una defensa sólida. Algo que no está teniendo este curso el equipo de Xavi, que ya ha encajado 10 tantos. El Barça no es un equipo tan fiable como el curso pasado.

El hecho de no dominar tanto los partidos en el centro del campo rebaja la efectividad con la que el cuadro catalán solía presionar a sus adversarios, mientras que los mecanismos de defender transiciones también se están viendo más débiles en los últimos encuentros. Atacan peor y/o se desordenan en el intento, no pueden presionar y sufren en el retorno. En estas situaciones, jugadores más técnicos como Oriol Romeu o Gündoğan quedan expuestos, con independencia de la altura que ocupen. No están tan acostumbrados a tener que bajar a toda velocidad.

 

Incluso en algunos tramos el Barça se ha podido sentir dominado por equipos como el Celta de Vigo o el Granada, que completaron buenas actuaciones ante los azulgranas, convirtiendo los partidos en auténticos correcalles. Y eso es lo peor que le puede pasar al conjunto de Xavi, acostumbrado a llevar siempre el tiempo del partido y a defenderse con el balón. Aunque bien es cierto señalar que los culés forman parte de los siete elegidos de las cinco grandes ligas europeas que todavía no ha perdido.

🙄 El Madrid puede sacar tajada del desbarajuste

Pese a que el Barça muestra, normalmente, buena cara en sus enfrentamientos ante el Madrid, sus problemas de dominio se pueden ver traducidos en oportunidades para el conjunto blanco. Los de Ancelotti son especialistas en aprovechar la ruptura de los encuentros con la frescura y agilidad que aportan futbolistas como Camavinga, Bellingham y Vinícius. En este sentido, perder balones en zonas comprometidas del campo puede dar alas a los futbolistas madridistas. Tendrá que estar muy atento João Cancelo, quizá uno de los futbolistas que más arriesga en sus pases, que más agita el sistema y, por tanto, que más pérdidas tiene de la plantilla.

Y aunque el Madrid tampoco está teniendo el gol como virtud esta temporada, sí se ha mostrado como un equipo con recursos suficientes para adaptarse al caos, salvo en el derbi ante Atlético de Madrid. Si los blancos son capaces de imponerse en el centro del campo, estarán más cerca del triunfo en uno de los partidos más explosivos que se pueden ver en el actual panorama futbolístico.

Ir al contenido