Real Madrid - Vinícius segunda división
Champions League

Mánchester decidirá tras un empate a cañonazos entre Madrid y City

Semifinales de la Champions League… dos equipos de altos vuelos y un estadio volcado. No le faltó nada al primer asalto de la eliminatoria entre el Real Madrid y el Manchester City. Decidirá el Etihad. Los dos equipos se supieron neutralizar cuando mejor estaba el rival. Característica que les pone en la cima del fútbol. Vinícius desatascó una primera mitad complicada para el Madrid, que estaba a merced de los ingleses y de Courtois con sus paradas.

Pero la tortilla se giró en el segundo tiempo. El conjunto blanco salió mejor y encerró a un City que no suele encontrarse ante este escenario. Sin embargo, un zapatazo de Kevin De Bruyne empató la eliminatoria. Titubeó unos instantes el Madrid, pero se recuperó y forzó a Ederson a sacar dos grandes intervenciones a Benzema y Tchouaméni. En el bando madridista, Rüdiger maniató a la bestia de Haaland, Camavinga volvió a mostrar músculo desde el lateral izquierdo y Kroos mandó de nuevo desde el centro del campo.

Pese a esto, queda la vuelta en Manchester, donde el City solo ha cedido un empate y una derrota en toda la temporada. Aunque con el Madrid todo puede pasar…

⭐ Vinícius se puso un traje poco habitual

Baila, ‘Vini’, baila. El brasileño está a un nivel estratosférico. Ante la temporada de altibajos de Benzema, el ’20’ es el jugador que estira al Madrid y que hunde a los rivales. En un encuentro donde sabía que iba a tocar pocos balones, rentabilizó todas las combinaciones que pasaron por sus pies. Pese a perder 14 posesiones, fue el primero en ayudar en defensa. Quedó para el recuerdo una recuperación en una subida de Rubén Dias en el primer tiempo. En otra de sus presiones, interceptó un pase de Rodri en su sector y la defensa del City despejó en el último momento su envío buscando a Benzema.

Pero lo mejor fue el gol que marcó cuando peor lo estaban pasando los suyos ante el asedio del City. En una salida impecable de Camavinga y Modrić en el minuto 35, el extremo del Madrid recibió el pase del francés y teledirigió su remate desde fuera del área a la escuadra. ‘Vini’ es especialista en romper defensas y en regalar goles, pero también demostró que los marca. Cuando lo hace suelen ser remates desde dentro del área, pero en este caso le pegó con acierto desde fuera.

 

Tras su diana, se dedicó a dejar superioridades, regates (cinco con éxito de 11 intentos), y sacó tres faltas peligrosas. Con el gol, Vinícius se va hasta los siete en esta edición de la Champions League. Solo tiene por delante a Salah (8) y Haaland. En la Copa de Europa también suma cinco asistencias. Entre todas las competiciones, las cuentas hablan de 23 tantos y 21 regalos. ‘Vini’ no para de romper su techo.

🏃‍♂️ Camavinga y Carvajal se multiplicaron para dejar una noche de notable

Ancelotti planteó el partido en resistir y aprovechar las contras para hacer daño al City. Y en este planteamiento, las alas del Madrid fueron fundamentales. Camavinga viene jugando a soberbio nivel en el lateral izquierdo desde la lesión de Mendy, pero sorprendió el rendimiento de Carvajal. El ‘2’ merengue aguantó bien las embestidas y los gestos de Grealish y no escatimó en sumar esfuerzos para ser un puñal en ataque. Empezó dubitativo, pero acabó dejándose la piel en el terreno de juego. Solo fue superado una vez en todo el encuentro.

Por su parte, Camavinga siguió a lo suyo. A hacerse su hueco en el sillón del lateral izquierdo. Su capacidad atlética le convierte en un futbolista camaleónico. Tuvo sus lagunas ante un hombre talentoso como Bernardo Silva, pero en ataque dejó una subida prodigiosa y asistencia para el gol de Vinícius y sirvió dos pases clave más en el encuentro. En defensa acabó con una intercepción y cinco derribos exitosos. Como todo el Madrid, fue de menos a más en el encuentro.

😮 Y Rüdiger secó a Haaland

El Madrid temía la baja de Éder Militão ante el emparejamiento contra Erling Haaland. Ancelotti apostó por Rüdiger como recambio y el alemán se marcó un partido de bandera. El ogro noruego solo tocó 21 balones y disparó dos veces sobre la portería de Courtois. Partido flojo del matador skyblue y en el que tuvo siempre cerca la sombra de Rüdiger. Y cuando no llegó el ’22’ madridista apareció Alaba para desesperar al temible delantero del City.

Madrid - City

El impacto de Haaland esta temporada es tan manifiesto que es extraño que se vaya de vacío. Esta campaña lleva 51 goles. Ha mojado de todas las maneras posibles. Pese a esto, el Bernabéu y los centrales del Madrid pesaron demasiado. Eso sí, otro gallo cantará en Manchester, donde mejor ruge el bueno de Erling.

💪 El fusil de De Bruyne lo deja todo abierto

Cuando mejor estaba el Madrid aparecieron los mejores peloteros del City. Tras una salvada un tanto polémica de Bernardo Silva en la línea lateral, la jugada prosiguió, Rodri cortó una progresión de Camavinga y activó la maquinaría para hacer partícipe a Grealish, que dejó de cara a Gündoğan. El turco-alemán se giró a la perfección y vio la llegada de De Bruyne, que se sacó un zapatazo inapelable para hacer subir el empate en el marcador.

 

De Bruyne ha marcado siete de sus 14 goles en la Liga de Campeones desde fuera del área. Desde que fichó por el City en la temporada 2015/2016 es el jugador con más de diez goles con mejor porcentaje en estas acciones lejanas (50%). Además, de sus 14 dianas en el torneo, 11 han sido en las eliminatorias directas: tres en octavos, cinco en cuartos y tres en semifinales. El belga es determinante para su equipo. Por cierto, otro partido de Guardiola en el Bernabéu sin perder en sus once visitas.

Ir al contenido