LeBron
NBA

LeBron y Durant, una rivalidad congelada… ¿a punto de derretirse?

LeBron James y Kevin Durant son, posiblemente, los dos jugadores en activo más reconocidos del mundo. Dos iconos del baloncesto que han mantenido una larga rivalidad deportiva para determinar quién de los dos gobernaba la NBA. Sin embargo, y por extraño que suene, LeBron y Durant no se enfrentan en un parqué de la mejor liga del planeta… ¡¡¡desde el 25 de diciembre de 2018!!! Una sequía que alcanza cinco temporadas, cuatro años y 10 meses (1.767 días)… que se terminarán el 27 de octubre de 2023.

El enfrentamiento entre los dos titanes en el Phoenix Suns-Los Angeles Lakers por fin llegará. El partido que supondrá el debut de los angelinos en el Crypto.com Arena para esta temporada, será el primero que mida a ‘KD’ como líder de Phoenix y a ‘Bron’ como rey de Los Ángeles. Como es conocido por la mayoría, LeBron James es el jugador más veterano de la NBA, por lo que cada capítulo que se añada a una de las rivalidades más grandes de la historia del baloncesto moderno es un absoluto privilegio. S

Revive esta ardiente rivalidad a continuación:

🤔 Y tú, ¿eres de LeBron o eres de Durant?

LeBron James y Kevin Durant han compartido cancha en la NBA durante 15 campañas. ‘KD’ aterrizó en la competición para jugar en la última temporada de los Seattle SuperSonics (2007/2008), la quinta de LeBron en la liga. ‘The King‘ ya se había consolidado en aquel momento como una estrella mundial, capaz de derrotar a cualquiera y con hambre para superar récords que hasta hace unos años parecían inalcanzables. Llevó a sus Cleveland Cavaliers a las finales del 2007.

Los 38.388 pasos de Lebron James hasta el trono

Durant, nada más pisar la pista del mítico KeyArena, ratificó que era un player de dimensiones estratosféricas. El alero que modernizaba a LeBron. Más alto, más ágil y con una facilidad pasmosa para meter canastas. ‘Durantula’ era todo talento; mientras que ‘Bron’ se forjó a puro esfuerzo. Distintos es sus características, aunque, en definitiva, dos monstruos elegidos para tiranizar la NBA.

👑 ¿Cuándo nace la rivalidad?

Tres cursos después del desembarco de Kevin Durant en la NBA, James traicionaba a la ciudad de Cleveland. Se convertía en el enemigo público número uno para «llevar sus talentos a South Beach» y jugar junto a Dwyane Wade y Chris Bosh en Miami Heat. ‘KD’, que no acostumbraba a realizar declaraciones salidas de tono, fue el primero en atizar a ‘The King‘: «Prefiero intentar ganar en Oklahoma antes que hacer como otros jugadores y formar un superequipo».

LeBron

LeBron James y Kevin Durant se enfrentan en un partido de Las Finales de la NBA en 2012.

LeBron condujo a los Heat a Las Finales en las cuatro temporadas que jugó en Florida. Aunque su primer anillo no llegó hasta la segunda. En Las Finales de 2012 se plantaron frente a ellos los jóvenes y molones Thunder de Kevin Durant, Russell Westbrook y James Harden. ‘El Rey’ les arrasó, los primerizos no estuvieron a la altura y la profecía se confirmó por fin. Muy pocos apoyaban a Miami y Oklahoma era el moderno equipo de los chavales que veían NBA. El teórico villano ganó al héroe.

😈 Los papeles se invierten

Cuatro finales y dos campeonatos después, LeBron dejaba Miami y entonó el I’m coming home: regresaba a los Cavaliers para conquistar el anillo en ‘The Land‘. Mientras, ‘Durantula’ seguía alejado del anillo como consecuencia del nacimiento de una nueva dinastía en la Conferencia Oeste. Los Golden State Warriors de Stephen Curry y Steve Kerr llegaron para acapararlo todo.

LeBron

LeBron James y Kevin Durant, durante un partido de Las Finales de la NBA en 2017.

LeBron consiguió su meta, les frenó y conquistó el oro para Cleveland en 2016. Entonces, Durant, que clamó contra los superequipos en su momento, se dejó seducir por los Warriors y la idea de derrotar a James. Kevin abrazaba la maldad y, en un movimiento clásico de la WWE, hacía su cambio a rudo. Los Warriors, con ‘KD’ como estrella, humillaron a los Cavaliers en 2017 y 2018. Al fin Durant se colocaba el anillo en el dedo, con su rival como el mayor damnificado.

🤕 Las lesiones se ceban con ambos

La rivalidad que parecía que iba a aumentar con la llegada de ‘Bron’ a la Conferencia Oeste para jugar en Los Angeles Lakers se detuvo en seco. Primero con la salida de Durant hacia Brooklyn Nets y la Conferencia Este. Y especialmente por la las lesiones que han machacado a ambos.

Desde entonces, Kevin Durant y LeBron James han tenido oportunidad de cruzar sus caminos en 18 partidos. Incluyendo dos de pretemporada y tres All-Star. Incluso, dos de estos tres choques del juego de las estrellas, estaban denominados como Team LeBron vs. Team Durant. Problemas con el tendón de Aquiles, la rodilla, el aductor o el pie han detenido una rivalidad épica.

La ‘Midrange Mafia’ de Phoenix Suns acecha el anillo de la NBA

La temporada pasada, el cara a cara entre ambos, con el los aficionados de todo el mundo salivando semana tras semana, estuvo muy cerca de completarse en la última jornada del curso. Una nueva lesión de Durant lo evitó. También se soñó con una eliminatoria a muerte y siete posibles partidos por delante que nunca se dio.

Y es que esa hubiera sido la mejor forma de retomar la rivalidad más importante del basket contemporáneo. Sin embargo, ha llegado el momento. Las bajas de Devin Booker y Bradley Beal por parte de los de Arizona solo hace que el duelo se personifique más si cabe en ambas estrellas. La rivalidad por fin se ha descongelado y este año, si todo sale como se espera, podría dejar hasta 12 enfrentamientos para disfrutar del duelo más intenso y esperado del último lustro en la NBA.

Ir al contenido