Real Madrid 23-24
Real Madrid

¿El Madrid de los centrocampistas toma la delantera?

El Real Madrid ha trabajado a contrarreloj en este mercado de verano. Extrapolado a la Fórmula 1, ha hecho la vuelta rápida. Tras las marchas de Benzema, Asensio, Hazard y Mariano, el club blanco ha cerrado casi todos los frentes que tenía por delante en poco más de tres semanas. Florentino Pérez, amante del trabajo silencioso, ha confirmado cuatro refuerzos (Bellingham, Joselu, Brahim y Fran García) y ha cerrado cuatro renovaciones (Nacho, Modrić, Kroos y Ceballos).

Sin embargo, aunque parece que la plantilla está cerrada, hay un dorsal que sigue sin duelo en el equipo: el ‘9’. Ese número reservado para el delantero centro y que han vestido con anterioridad jugadores de talla mundial. Es cierto que ha llegado Joselu, pero cuesta ver al gallego, que ha escogido el dorsal 16, como el punta titular de Carlo Ancelotti. ¿Va a jugar el Madrid la temporada que viene sin delantero centro? ¿Está preparado el equipo para competir sin una estrella en ataque? Si no cambias las cosas, este parece ser el camino.

Una Copa que sabe a poco: la gris temporada del Real Madrid

😥 ¿Ha perdido tanto gol el Madrid como parece?

El equipo merengue se quedó poco después de acabar la liga sin Karim Benzema, su segundo máximo goleador histórico (354 dianas). La oferta mareante del Al-Ittihad le hizo coger las maletas y sumarse al proyecto ambicioso de Arabia Saudí. Sin ser el mejor Benzema de los últimos años, el francés acabó la temporada con 31 goles y 6 asistencias. Nada mal.

Pero a esto hay que sumarle las salidas de tres jugadores, que sin rendir al mismo nivel que Benzema, también se desenvolvían en ataque. Estamos hablando de Asensio, Mariano y Hazard. De este triplete, Asensio es el que más aportó el curso pasado con 12 goles y 8 asistencias. Hazard marcó 1 gol y dio 2 asistencias, mientras que Mariano no aportó en el aspecto goleador en sus 11 partidos disputados. Entre todos sumaron 44 goles y 16 asistencias.

En contrapartida, el conjunto madridista ha incorporado a Joselu (17 goles y 4 asistencias), Bellingham (14 goles y 7 asistencias), Brahim (7 goles y 7 asistencias) y Fran García (2 goles y 3 asistencias). En total, 40 dianas y 21 asistencias. Comparándolo, el equipo de Carlo Ancelotti ha perdido cuatro goles, pero suma cinco asistencias más que los futbolistas que se han marchado. Eso indica que ha traído a jugadores más asociativos, pero que también tiene capacidad de ver portería. Llegados a este punto, ¿qué opciones baraja Ancelotti para su delantera?

✏️ La opción con Joselu en el campo

La primera, y teniendo en cuenta de lo que viene el Madrid en las últimas temporadas, sería seguir con el esquema clásico de 1-4-3-3 sustituyendo a Benzema por Joselu. En este caso, el gallego sería el delantero natural para fijar, descargar y rematar las jugadas, mientras que las bandas estarían ocupadas por Vinícius Júnior por la izquierda y Rodrygo por la derecha. Este sistema también funcionaría poniendo a Valverde en el sector derecho, posición que ha asumido con Ancelotti en muchas ocasiones.

Real Madrid con Joselu

Posible alineación del Real Madrid con Joselu.

Incluso Brahim podría adoptar esa posición diestra al ser un jugador con desborde y visión de juego. En este sistema, otra opción sin Joselu sería Álvaro Rodríguez, delantero del filial y que ya sabe qué es marcar con el primer equipo. Sería delantero por delantero. Menos probable, aunque no descabellada en algunos partidos, sería ver a Lucas Vázquez abandonar su posición de lateral para volver al sitio en el que comenzó: de extremo diestro.

En cualquier caso, Rodrygo parece ser el jugador con más papeletas para ocupar el ataque derecho del Madrid el próximo curso.

🧐 ¿Cómo quedaría sin Joselu?

La segunda posibilidad sería prescindiendo de Joselu, o lo que es lo mismo, de un delantero centro natural. En este caso, Ancelotti puede jugar con los sistemas. Podría mantener el 1-4-3-3 con un falso ‘9’. Rodrygo, de nuevo, aparece como el jugador más apropiado para el puesto de punta. El brasileño podría estar acompañado de Vinícius y de Valverde o de Brahim. De otra manera, el técnico italiano podría pasar a un 1-4-4-2 o un 1-4-2-3-1 para ganar un puesto en el centro del campo.

Real Madrid

Posible alineación del Real Madrid sin Joselu.

En este sentido, todo parece indicar que Vinícius y Rodrygo, dos jugadores de élite y contratados, llevaría la voz cantante en ataque. ‘Vini’ caería más a la banda izquierda, mientras que su compatriota tendría libertad, aunque también la responsabilidad de pisar área con más frecuencia. El Madrid perdería gol, pero ganaría más control del balón. En el centro del campo tendrían cabida Tchouaméni, Camavinga o Modrić, Kroos y Bellingham, mientras que Valverde, apoyado por su físico, podría hacer daño partiendo de inicio o como revulsivo.

Cisma por Fede Valverde en el Madrid: ¿intocable o prescindible?

Lo que parece más claro es que Ceballos y Brahim parten por detrás de todos los mencionados. Pese a esto, la temporada es larga y los estados de forma y reparto de minutos influirán en la rotación de los jugadores.

🔍 ¿Le da al Madrid para competir por todo?

Es la pregunta del millón. Parece que la secretaría técnica del conjunto blanco está tranquila en este aspecto. A no ser que Florentino Pérez tenga un truco escondido y quiera dejar enfriar el mercado para intentar una incorporación de valor por un precio menor de lo que pagaría ahora. Con Harry Kane haciendo las maletas para ir a Alemania y con Mbappé comprometido a cumplir el año de contrato que le queda en el PSG, el dorsal ‘9’ tiene difícil dueño este curso.

Lo que queda claro es que se avecina un Madrid que tendrá más peso en el centro del campo que en el ataque. También dependerá mucho de esa zona medular para alcanzar unas cifras goleadoras que le haga pelear por todos los títulos de la temporada. Aunque, de primeras, se puede hablar de una delantera más débil que en años anteriores.

Sin embargo, la adaptabilidad del centro del campo hace que el Ancelotti pueda inventar, probar y hacer varias combinaciones para intentar dar con la tecla y volver a armar un equipo competitivo.

Ir al contenido