Real Madrid - Barcelona
BarcelonaReal Madrid

La Supercopa como escenario de riesgo o motor de despegue para Madrid y Barça

Real Madrid y Barcelona se vuelven a ver las caras en Arabia Saudí para disputarse el título de la Supercopa de España. Los dos equipos españoles más exitosos, con 101 trofeos para los blancos y 99 para los azulgranas, paralizarán el mundo con otro encuentro que reúne a miles de aficionados. No importa el lugar donde se dispute. Y todavía atrae más focos cuando hay un título en juego. Por todo esto, un clásico nunca es un partido más. Se podría decir que estos encuentros son generadores de tendencias. De ganar a perder hay un abismo. Y los precedentes marcan que da igual la inercia de los dos equipos.

Merengues y culés se han enfrentado 255 veces en todas las competiciones, con 103 victorias del Madrid y 100 del Barcelona. Los blancos han marcado 426 goles, frente a los 416 de los azulgranas. Como se ve, las diferencias son mínimas. Lo que importa es lo que pasa en el rectángulo de juego durante los 90 minutos y, en consecuencia, lo que se genera después del duelo. Caer en una pequeña depresión o bailar de júbilo depende del resultado.

🙄 El Madrid no quiere resucitar de nuevo al Barça

El equipo de Carlo Ancelotti salió victorioso en el último partido en Montjuïc en octubre gracias a dos goles de Bellingham (1-2), que volverá a ser la mayor amenaza de los blancos. Sin embargo, anteriormente, el plantel madridista cayó en la gira americana de pretemporada (3-0). Rápidamente, Carvajal, uno de los capitanes del equipo salió al paso diciendo que «a la hora de la verdad les pasaremos por encima». Algo que se ha cumplido… hasta este momento.

El recuerdo del año pasado no es positivo para los madridistas. El Barça se impuso en la final de la Supercopa desplegando uno de los mejores juegos de la temporada (1-3). Y eso dio alas a los de Xavi. «Estoy muy feliz por este título porque estoy seguro de que significa el principio de una nueva era», manifestó Araújo tras levantar el trofeo. Después vino el clásico de liga que selló el campeonato para el equipo catalán con un gol tardío de Franck Kessié (2-1). Solo la eliminatoria de Copa del Rey, con una remontada memorable en el Camp Nou, sirvió para reparar parte de la herida madridista.

Real Madrid - Supercopa España

Los jugadores del Madrid celebran el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid en las semis de la Supercopa.

En estos momentos, el Madrid se encuentra en una buena dinámica de resultados. Ha completado una de las mejores primeras vueltas ligueras de la historia del club, con un balance de solo 11 goles encajados, y se clasificó para los octavos de final de la Champions League con pleno de victorias. Pese a esto, el Atlético de Madrid, que ha perdido sus últimas cuatro salidas en liga, llevó al máximo a los blancos en el duelo de semifinales de la Supercopa. Un gol de Joselu con la colaboración de Savić y una contra de Brahim con Oblak buscando el gol a la desesperada, evitaron los penaltis en la prórroga.

Fue un aviso para el equipo de Ancelotti, que no quiere romper su estabilidad casi perfecta. Los blancos solo han perdido este curso ante el Atlético de Madrid en el derbi de liga. Pero perder de nuevo la Supercopa ante su máximo rival podría abrir la puerta a las dudas en una primera fase decisiva del campeonato y a cuatro días de otro duelo ante el Atleti en el Metropolitano, correspondiente a la Copa del Rey. Todo suma para que el Madrid se ande con pies de plomo para que no se repita el bajón del curso pasado que tuvo el equipo por estas fechas, y que lo apartó de la lucha por la liga.

🤔 Una final como punto de inflexión para el Barcelona

¿Derecha o izquierda? ¿Cuál es el camino que se tiene que coger? Xavi habló de la victoria de la pasada Supercopa de España contra el Madrid como un punto de inflexión para su equipo. Fue el primer título que levantó como entrenador azulgrana. Ahora, espera que esta final pueda ser otro empujón después de una sofocante primera mitad de temporada. «Los jugadores se han dado cuenta de que si no dan el 100% no nos llega», reflexionó Xavi antes de jugar y de ganar con sufrimiento a Osasuna en las semifinales de la Supercopa (2-0).

La palabra sufrimiento está atada al pie del vestuario culé, que ante los navarros rompieron una racha histórica de 20 partidos sin vencer por más de un gol de diferencia. Eso habla de los problemas de este Barça, uno de los más ‘rácanos’ con el gol de este siglo. En liga, el conjunto azulgrana solo ha anotado 36 goles, mientras que ha recibido 22, dos más que en todo el curso anterior, en el que triunfar en Riad fue la inyección de moral definitiva para ganar el torneo liguero. No fue así en Europa, donde el Barça no dio la talla.

La bocina ‘salva’ la temporada de un Barça rácano con el gol

Por eso es tan importante para Xavi y el equipo este enfrentamiento contra el Madrid. El entorno culé ya es conocedor de la confianza que supondría un triunfo. Y el Barça, ahora mismo, necesita de todos los recursos posibles para remontar los siete puntos de desventaja en liga con los blancos. El curso pasado, los catalanes eran primeros con tres puntos sobre el eterno rival y acabaron la primera vuelta a cinco de distancia.

En cambio, perder supondría un espaldarazo para el proyecto y un motivo más para no pensar en ese cambio de ciclo que vaticinaban el año pasado. Las bajas de Ter Stegen, Marcos Alonso, Gavi, Raphinha y João Cancelo no ayudan a ser optimistas. La única buena noticia es el regreso de Pedri, que, presumiblemente, formará con Frenkie de Jong y Gündoğan en un centro del campo que no acaba de imponerse como lo hacía al inicio del curso. La inspiración de João Félix también será clave para ver triunfar de nuevo al Barça en la misma ciudad que hace un año le prometió la gloria deportiva y que ahora el equipo vuelve a pisar en busca de hacer realidad ese juramento.

Ir al contenido