Fútbol internacional

¿Qué ‘grandes’ de Europa pueden perder jugadores en verano?

Año tras año, cuando llega el mes de junio, el tema de los fichajes acapara portadas como ningún otro. ¿Cuál será el refuerzo de Fulanito? ¿Con quién se reforzará Menganito? Se comenta mucho de los futbolistas que hay en el mercado, aquellos que se predisponen a dar un salto de calidad en su currículum. Sin embargo, se habla menos de los jugadores que están en el mercado por parte de los hegemónicos, que bien buscan nuevos retos en un plantel de entidad o que se ven avocados a bajar un escalón de exigencia.

🔵 Saltan las alarmas en el Manchester City

La filosofía del Pep Team, tan diferente a la del PSG, defiende que todo aquel que quiera salir, saldrá siempre y cuando llegue una oferta convincente. No hay más que ver el caso de João Cancelo, que decidió dar un paso al lado y el club no puso ningún impedimento, pese a no tener tiempo para maniobrar y traer alguien a cambio, el 31 de enero.

Estimado İlkay Gündoğan: ¿cómo no te van a querer…?

De vuelta tras su cesión al Bayern, que no parece dispuesto a comprarle, el lateral portugués retorna con el cartel de «se vende». Menos evidentes, pero también sonadas, son las hipotéticas salidas de Bernardo Silva e İlkay Gündoğan. El segundo, de hecho, termina contrato y el Barça está al acecho; mientras que el polivalente centrocampista ex del Monaco, apunta al PSG.

🇩🇪 ¿Un verano de salidas en el Bayern?

Otro gigante europeo en el que se prevén cambios, es el de Baviera. Con Sadio Mané a la cabeza, que no ha dado el rendimiento esperado, en parte por la lesión que le dejó sin Mundial y en parte por sus salidas de tono. Especialmente, por la agresión a Leroy Sané, su compañero, al término del partido de ida de los cuartos de Champions contra el Manchester City.

Un Mané anda suelto: ¿qué clubes de Europa hacen ‘match’ con Sadio?

Lucas Hernández es otro que parece dispuesto a salir y todos los rumores apuntan a París. No tanto como Leon Goretzka, cuyo nombre también había aparecido entre los posibles emigrantes, pero que, por sus declaraciones, parece dispuesto a competir por un puesto en el once de Tuchel.

¿Quién será el próximo Bellingham del Borussia Dortmund?

En el Borussia Dortmund, por contra, no se esperan demasiados cambios, más allá de la ya oficial marcha de Jude Bellingham al Real Madrid. Mismo caso que el Leipzig, que no estará tan preocupado por la cantidad de jugadores que vaya a vender, sino, más bien, por la calidad de los mismos: Christopher Nkunku, rumbo al Chelsea; y Joško Gvardiol, presumiblemente al Manchester City, están en la pole position para salir.

⚪🟣 El Real Madrid no se queda atrás

En la casa blanca se espera un verano de muchos cambios. Hay una lista importante de posibles fichajes, pero, como dicta la megafonía de los ferrocarriles, para que entren unos, deben salir otros. Los primeros en abandonar el barco han sido Karim Benzema (Al-Ittihad) y Marco Asensio (PSG). El primero, insustituible por calidad y encaje. El segundo, por rol. Pero, más allá de ellos dos, tanto Ferland Mendy, como Luka Modrić, Dani Ceballos o Fede Valverde, parecen proclives a cambiar de aires. El croata tiene considerables ofertas de Arabia Saudí.

🔵🔴 Y ¿el Barça?

En las oficinas del Camp Nou hay trabajo. Cuándo no… Eso sí, este verano, a diferencia del pasado, no habrá palancas que valgan y es evidente que el equipo culé no va a tener sencillo inscribir jugadores que suplan con creces a Jordi Alba y, especialmente, a Sergio Busquets. Los dos capitanes se marchan, por lo que debe llegar, mínimo, un centrocampista.

Jordi Alba deja el Barcelona: el adiós del dueño del ala oeste del Camp Nou

Como ya hemos dicho, hay que dejar hueco. Sobre todo, espacio económico para que puedan ser inscritos en la liga. Por ello, Frenkie De Jong, Ansu Fati o Ferrán Torres, vuelven a sonar para abandonar Barcelona. Sin descartar que otros activos con cartel en el extranjero, como Ousmane Dembélé, Raphinha o Jules Koundé, pese a que este último confirmó su intención de quedarse, también se vean obligados a dejar el conjunto azulgrana.

Sergio Busquets y el adiós a la máxima expresión de una idea

🤌 Italia es la gran damnificada

Por mucho que el Calcio esté de moda, el hecho de haber jugado cuatro finales continentales durante el último mes no será suficiente para que se vuelva a convertir en el país comprador que fue en los 90 y a principios de los 2000. Ahora, su realidad es muy diferente y los hegemónicos de la Serie A apenas pegan ojo. Empezando por la Juventus, investigada minuciosamente, y sin los ingresos por meterse en Champions a su disposición tras la sanción. Dušan Vlahović y Federico Chiesa, los favoritos para marcharse, sin descartar a un Manuel Locatelli que aún tiene novias para cuadrar las cuentas en Turín.

La nueva sanción a la Juventus: motivos, causas y consecuencias del drama en Turín

En Milan, los rossoneri están preocupados por Tonali, fundamentalmente; después de perder a Brahim Díaz, que vuelve al Real Madrid, y tras conocer la retirada de Zlatan Ibrahimović. Por su parte, el Inter es otro clarísimo candidato a club puntero más debilitado de Europa este verano. A Škriniar, que se irá libre (al PSG), o a Romelu Lukaku, que termina su cesión y regresará al Chelsea, se podrían unir el inspirado Hakan Çalhanoğlu, un Marcelo Brozović con cada vez menos minutos por la reconversión del turco a mediocentro, Barella, que suena para el Newcastle, o Lautaro Martínez y Federico Dimarco, que atraviesan un momento dulce.

Lautaro Martínez, el heredero de la ‘mufa’ argentina

🗼 Oh lá lá, fichajes a la inversa en París

La que no vimos venir es la del PSG. Un plantel que atrae talento como nadie, pero que este verano está avocado a perder más diamantes de los que recolecte. El primero en darse a la fuga ha sido Leo Messi, ya oficialmente jugador del Inter Miami. El segundo podría ser Kylian Mbappé, el culebrón de cada verano. Y, los terceros, dos tipos con experiencia en el Parc des Princes, aunque sin el pleno reconocimiento por parte de su afición, como Marco Verratti y Neymar Jr.

Así es el Inter Miami, el nuevo equipo de Leo Messi

Como suele ocurrir en estos casos, se espera que transcurra el verano sin demasiados movimientos entre las superpotencias de Europa. Costará mover la primera ficha. Ahora bien, una vez suceda, el efecto dominó puede desembocar en uno de los veranos que más jugadores desplace entre los contendientes a ganar la Liga de Campeones.

Ir al contenido